Con visitas a hogares, indagarán sobre los factores de riesgo de los argentinos

Vida Sana 23 de septiembre de 2018 Por
Los datos epidemiológicos duros son fundamentales para diseñar políticas públicas y generar cambios positivos en la vida de las personas. Más si se habla de enfermedades no transmisibles, en las cuales tres de cada cuatro casos podrían evitarse si se reducen ciertos factores de riesgo, como el tabaquismo, la actividad física insuficiente, el consumo nocivo de alcohol y la alimentación inadecuada.
Con visitas a hogares, indagarán sobre los factores de riesgo de los argentinos
Con visitas a hogares, indagarán sobre los factores de riesgo de los argentinos

En ese sentido, el INDEC, en conjunto con la Secretaría de Salud de la Nación, lanzó la 4° Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), para la cual se relevarán más de 49.000 viviendas de todo el país, para indagar sobre los estilos de vida de alguno de sus habitantes mayores a 18 años. Los resultados preliminares se esperan para diciembre.

Las llamadas Enfermedades No Transmisibles (ENT) son aquellas que no se contagian y se caracterizan básicamente por su larga duración y progresividad. Entre las principales se encuentran la diabetes, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y las patologías respiratorias crónicas y si bien en muchos casos son prevenibles, representan la primera causa de muerte tanto en nuestro país como a nivel mundial.

La doctora Verónica Shoj, Directora de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades Crónicas no Transmisibles de la Secretaría de Salud, explicó que “a nivel mundial las ENT causan el 60% de las muertes, y esta cifra es mucho mayor en Argentina, ya que están asociadas al 73% de los decesos”. De ese total, el 39,3% se debe a enfermedades cardiovasculares, el 25,6% a cáncer, el 3,8% a diabetes, el 3,1% a enfermedades respiratorias crónicas y el 28,2% a otras afecciones no transmisibles. Estas patologías están también asociadas a uno de cada cuatro fallecimientos en menores de 60 años.

Shoj reveló que los factores de riesgo que se asocian a estas enfermedades son siempre mayores en los sectores más pobres, al punto en que en los países de más bajos ingresos, el 80% de los decesos son causados por alguna patología no transmisible.

Por eso, para reducir la prevalencia de estos factores de riesgo, reducir la mortalidad, morbilidad y desicapacidad asociadas a las ENT y mejorar el acceso de la calidad y atención se realiza la cuarta edición de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, que ya había tenido sus antecesoras n 2005, 2009 y 2013.

Con el fin  de demostrar la eficacia de esta herramienta para diseñar políticas públicas, el INDEC imprimió volantes con mensajes, entre ellos que desde la realización del primer sondeo en 2005, nueve de cada 10 personas comenzaron a controlar periódicamente su presión arterial, los controles mamográficos aumentaron un 43%; bajó a la mitad la cantidad de personas expuestas al tabaco ajeno; disminuyó un 30% la proporción de individuos que conducen luego de beber alcohol; el consumo de cigarrillos bajó  15% y el uso de sal en la mesa en un 36%.

La nueva edición, con valor agregado

“La metodología de la cuarta ENFR consta de tres pasos, el primero es el cuestionario, el segundo la realización de mediciones como la toma de la presión arterial, además del peso, altura y perímetro de cintura; y el último las pruebas bioquímicas para medir glucemia y colesterol, la que se hará con lancetas descartables e indoloras y tiras reactivas que permiten tener resultados  en el momento”, señaló Guillermo Manzano, Director de Estudios de Ingresos y Gastos de los Hogares; y profesionales de la Secretaría de Salud. Remarcó que la realización de las mediciones antropométricas y bioquímicas requieren de la firma del consentimiento de la persona relevada, a la par que recordó todos los datos obtenidos son confidenciales ya que se encuentran preservados por la ley de Protección de Datos Personales 25.326 y el secreto estadístico dispuesto en el artículo 10 de la ley 17.622.  

Por su parte, Pedro Lines, Director Técnico del INDEC, celebró la articulación de estas pruebas que se realizarán por primera vez, y destacó el trabajo de articulación de todo el equipo para incorporarlas.

Schoj destacó que estas pruebas con reactivos “no reemplazan los análisis clínicos tradicionales”, sino que son utilizados para fines epidemiológicos, por lo cual, si se detecta algún valor fuera de los parámetros deseables, “se le indicará a las personas que asistan al médico, sin que esta recomendación revista ningún tipo de emergencia”.

A su turno, Alejandra Clemente, quien es Directora Nacional de Estadísticas de Condiciones de Vida del INDEC, comentó que, previo aviso, se visitará cada hogar hasta tres veces para comprobar si la persona a la que le realicen las mediciones, hizo las ocho horas de ayuno necesarias.

Pero más allá de la incorporación de las nuevas pruebas, el cuestionario también ha tenido modificaciones a fin de obtener más información. Un ejemplo es que en el apartado sobre tabaquismo, se agregaron preguntas que indagan sobre otras formas no tradicionales de fumar, entre ellas los cigarrillos electrónicos o vapeadores, los habanos, los cigarrillos armados o la pipa de agua. También se adicionaron nuevos interrogantes sobre hipertensión porque muchos de los que sufren esta afección lo desconocen; un score de prediabetes para identificar las personas en riesgo y una pregunta para saber por qué la gente consume pocas frutas y verduras.

Desde el INDEC resaltaron que en tiempos de inseguridad, los relevados pueden verificar la identidad de los encuestadores mediante la credencial que ellos deben presentar, así como también en el sitio web www.indec.gob.ar/encuestadores.asp También, ante cualquier consulta, los interesados pueden consultar a la línea gratuita de la Secretaría de Salud de la Nación al 0-800-999-3040, opción 3.

Este trabajo será realizado desde 24 de septiembre y el 26 de noviembre en todo el país y esperan los datos preliminares para diciembre.

Te puede interesar