Diversos sectores cuestionan la suspensión total de clases en Ciudad y la ausencia de virtualidad

Diversos sectores cuestionan la suspensión total de clases en Ciudad y la ausencia de virtualidad
Diversos sectores cuestionan la suspensión total de clases en Ciudad y la ausencia de virtualidad

La decisión del Gobierno porteño de suspender completamente las clases
-tanto presenciales y virtuales- la semana próxima en el distrito despertó
críticas de diversos sectores que recordaron que las nuevas medidas tomadas
por el Gobierno nacional contra la pandemia, "aseguran la continuidad
educativa bajo la modalidad no presencial, en sintonía con lo dispuesto por
el Consejo Federal de Educación".

Durante la mañana, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, dijo en
declaraciones formulas a distintos medios, que "no se comprende" la
decisión de la Ciudad de Buenos Aires de suspender las clases durante la
semana próxima, con tres días hábiles, y sostuvo que "sería saludable" que
el distrito "tenga capacidad de dar una respuesta a los estudiantes".

Ayer el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que
suspenderá las clases en todas sus modalidades durante el miércoles, jueves
y viernes próximo luego de que el Gobierno nacional anunciara nuevas
medidas para mitigar la propagación de la segunda ola de la pandemia, en
las que estableció que las clases se realizarán esos días bajo la modalidad
virtual. 

En declaraciones a El Destape Radio, Trotta ratificó hoy que la decisión
del presidente Alberto Fernández "por supuesto no fue suspender el dictado
de clases sino la modalidad presencial", y recordó que "desde marzo pasado
el regreso de la presencialidad se basó en la existencia de este sistema
bimodal".

"El proceso de regreso a la presencialidad implicaba un modelo de
bimodalidad, de alternancia de la presencialidad con la no presencialidad",
dijo y agregó que "hay estudiantes que están dispensados de concurrir a la
escuela, por lo que hay que garantizar la educación también en esos casos".
"Por eso, no se comprende la decisión de suspender las clases en la Ciudad
de Buenos Aires", dijo Trotta al tiempo que remarcó que "en todas las
provincias menos CABA (alumnos y alumnas de todos los niveles educativos)
habrá clases no presenciales entre el miércoles y el viernes próximo".

"Voy a conversar con las autoridades, la ministra (porteña de Educación,
Soledad Acuña), porque todas las decisiones que tomamos son parte de lo que
refleja el Consejo Federal. Todas las medidas tomadas ya fueron consultadas
con el resto de las jurisdicciones", sumó Trotta.

El ministro añadió que "la propia Ciudad de Buenos Aires decía tener un
esquema de no presencialidad en la escuela secundaria" y que en este punto
hay que ser "claros en transitar este proceso de alternancia".
"Sería saludable que la Ciudad que, además es un territorio que tiene mejor
acceso a la conectividad, tenga capacidad de dar una respuesta a los
estudiantes", apuntó el ministro.

Asimismo, hizo hincapié en que "la idea de llevar adelante la modalidad no
presencial apunta a disminuir la circulación y mejorar los indicadores
epidemiológicos".

En tanto, la ministra de Educación porteña Soledad Acuña, atribuyó esta
mañana la decisión tomada por el distrito de suspender completamente el
dictado de clases -tanto presenciales como virtuales- la semana próxima y
recuperar esos días en diciembre próximo al "momento de angustia" y a la
"situación que no para de crecer en términos sanitarios", en referencia a
la progresión de los contagios. 

Sin embargo, previamente, cuando el Gobierno nacional había dispuesto la
suspensión de clases presenciales a partir del 3 de mayo en las zonas de
alarma sanitaria -como el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA)-, la
gestión porteña había optado por desoír esa medida e incluso
judicializarla, al mantener las clases presenciales y recurrir a la Corte
Suprema de Justicia, que finalmente avaló la autonomía del distrito para
tomar ese tipo de definiciones. 

"Hace dos semanas atrás seguían las actividades económicas abiertas,
entonces las clases también continuaron; ahora eso cambió", sostuvo la
ministra Soledad Acuña esta mañana, en diálogo con radio Continental.
Desde el sector gremial, el secretario gremial de Ctera y secretario
general adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo
López, entendió que Rodríguez Larreta "hace un 'lock out' patronal con las
clases" cuando en realidad "debe pedir perdón, y abrir las aulas virtuales
para educar con salud".

Además, a través de la red social Twitter, el dirigente gremial sostuvo que
el alcalde "tiene que pedir perdón por los 15 docentes fallecidos y por los
más de 10 mil docentes contagiados".

Agregó que el funcionario porteño "anteayer estaba en una escuela diciendo
que no las iba a cerrar, y ahora las cierra porque le dieron mal las
encuestas", añadió en referencia a las elecciones legislativas de octubre.
Por otra parte, remarcó "hay 42 chicos internados", se preguntó "quién se
hace responsable", y aseveró que "la política mezquina y negacionista de
Larreta se cobra vidas, y eso no tiene retorno".

"Hoy la Argentina es el país con más muertos por millón de habitante del
mundo, y dentro de la Argentina, la peor jurisdicción es la Ciudad de
Buenos Aires" por "una decisión política", calificó.

Del mismo modo, el secretario adjunto de UTE, Guillermo Parodi, ratificó 
hoy en FM La Patriada que quieren que haya "clases virtuales para cuidar la
vida y no que se haga de la educación un tema electoral y de marketing".
Para Parodi, como en CABA "no quieren invertir en conectividad, suspenden
las clases", incluso luego de que "el Gobierno nacional les ofreció las
computadoras y (la ministra de Educación porteña, Soledad) Acuña las
rechazó".

"No se entiende por qué Larreta suspende las clases. (La titular del PRO,
Patricia) Bullrich dice que no es porque las escuelas no estaban
preparadas. Hoy más de la mitad del sistema está teniendo virtualidad",
recordó el gremialista.

Anoche, la exministra de Seguridad dijo en declaraciones a A24 que las
clases se suspenden en la Ciudad "por un problema técnico".
"Acabo de hablar con Soledad (la ministra) antes de venir acá, y el tema es
que al haber un sistema presencial, todo el sistema está organizado para el
sistema presencial", dijo.

Según Bullrich, "la organización del sistema virtual requiere por lo menos
tres días (en CABA), anunciar las clases virtuales hubiera significado que
los padres estén esperando esas clases virtuales el día miércoles (de la
semana próxima) y no se llega", admitió.

En tanto, el Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel
Filmus, también exministro de Educación, Ciencia y Tecnología durante la
presidencia de Néstor Kirchner, puntualizó hoy en Twitter: "La única razón
que encuentro para que no haya clases virtuales la próxima semana en la
CABA, es que Rodríguez Larreta no quiere poner en evidencia que después de
más de un año no entregó computadoras ni conectividad a los estudiantes q
las necesitan".
"Es más barato suspenderlas totalmente", definió el exministro de
Educación.

Te puede interesar