Las muertes de jóvenes por Covid subieron más de 1.000% en dos semanas en Brasil

Coronavirus
Coronavirus

Brasil mostró hoy datos contrastantes en torno al coronavirus, porque
mientras el estado de San Pablo, el más poblado y motor económico del país,
registró una baja de muertes por primera vez en ocho semanas, y Rio de
Janeiro permitió la reapertura de playas durante los días hábiles, un
informe oficial reveló que en la franja de 20 a 29 años el número de
fallecidos en el periodo del 4 al 17 de este mes creció más de 1.000%.

El boletín del Observatorio Fiocruz Covid-19 referido a las semanas
epidemiológicas 14 y 15, que van del 4 al 17 de abril, advirtió que la
enfermedad que en un principio se ensañó con los adultos mayores ahora
infecta a personas más jóvenes y con una creciente tasa de mortalidad.
El análisis mostró que el grupo de los más jóvenes, de 20 a 29 años,
registró el mayor incremento en el número de muertes por Covid-19:
1.081,82%. 

La franja de 40 a 49 años, en tanto, mostró el mayor incremento en el
número de casos, con  1.173,75%.
El estudio alertó además sobre un persistente alto nivel de letalidad, que
atribuye a "serias fallas en el sistema de atención y vigilancia de la
salud" en varios estados "como pruebas diagnósticas insuficientes,
identificación de grupos vulnerables y derivación de pacientes críticos".
Para peor, el Observatorio –que depende del Instituto Oswaldo Cruz, del
Ministerio de Salud- avisó que en regiones ya críticas el cuadro "puede
verse agravado por la saturación del sistema de salud", según consignó la
estatal Agencia Brasil.

Para concluir, el estudio también destacó que las tasas de ocupación de
camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) por parte de pacientes
adultos con Covid-19 "en varios estados se mantienen, en general, en
niveles muy altos" y detalló que 14 estados más el Distrito Federal tiene
ocupaciones superiores al 90%.
Los datos parecen ensombrecer el hecho de que por primera vez después de
dos meses en alza, el estado de San Pablo presenta una caída del 23% en el
número de muertes.

"Es la primera vez que los indicadores de casos, hospitalizaciones y
muertes están cayendo en este período", declaró el vicegobernador y
secretario de Gobierno, Rodrigo García, según un comunicado oficial, tras
semanas de una nueva cuarentena.

Desde mediados de febrero, el número de fallecimientos había mostrado un
crecimiento semanal, con promedios que aumentaron en más de cien muertes
cada siete días, pero empezaron a mermar en la segunda quincena de marzo,
en paralelo a la vigencia del confinamiento.

El Departamento de Salud estatal indicó, asimismo, que el número de
hospitalizaciones y contagios de Covid-19 disminuyó semanalmente desde
marzo, con una reducción en la última semana de 4,5% y 14,3%,
respectivamente, mientras que el promedio diario de fallecimientos fue de
621, frente a 813 en la semana anterior.

Con 90.810 decesos y 2.793.750 positivos, San Pablo es el estado brasileño
más afectado por la pandemia, pero desde el domingo pasado inició una
relajación de la cuarentena estricta que había implementado para frenar el
avance de la Covid-19.

En tanto, en el estado de Rio Janeiro, el segundo más enlutado por el brote
con 42.362 muertos, el intendente de la capital homónima decretó que desde
mañana se atenúen algunas de las medidas impuestas para luchar contra la
pandemia.

Entre ellas, destacó la reapertura al público de las playas de la ciudad en
los días hábiles, según el Boletín Oficial, que igual aclara que seguirá
vigente el toque de queda entre las 23 y 5, así como la suspensión de
fiestas y eventos.

La reapertura de las playas ya había quedado en el centro de un cruce entre
la municipalidad y el Gobierno nacional, luego que el pasado miércoles la
Justicia brasileña ordenara reabrirlas al dar lugar a una acción promovida
por el diputado Anderson Moraes, aliado del presidente Jair Bolsonaro.

Pero la decisión fue tomada durante un feriado y la municipalidad alegó que
no había sido notificada de la resolución judicial, por lo que mantuvo las
playas cerradas hasta conocerse el decreto publicado hoy.

Con 45.168 nuevos casos y 2.027 decesos en la última jornada, Brasil
acumula más de 14,2 millones de casos comprobados y 384.000 fallecidos por
la Covid-19, lo que lo convierte en el país más afectado de la región y uno
de los tres más golpeados en el mundo.

Te puede interesar