Fernández "entramado social y productivo" debe ser "la clave para garantizar el pago de las deudas”

Alberto Fernández
Alberto Fernández

En el Foro de Financiamiento para el Desarrollo que depende de la ONU, el Presidente señaló que "la emergencia" por el coronavirus se presenta "sin fronteras, del mismo modo que su impacto sobre la producción, el empleo y la pobreza no reconocen límites entre los Estados".
El presidente Alberto Fernández dijo este lunes que la reconstrucción del "entramado social y productivo" debe ser "la clave para garantizar el pago de las deudas” soberanas y estimó "imprescindible explorar un nuevo marco multilateral para la reestructuración y alivio de la deuda pública a nivel global".

Al participar del Foro de Financiamiento para el Desarrollo que depende de la Organización de las Naciones Unidas, el primer mandatario señaló que "la emergencia" por el coronavirus se presenta "sin fronteras, del mismo modo que su impacto sobre la producción, el empleo y la pobreza no reconocen límites entre los Estados".

"Nos encontramos frente a un nuevo desafío global”, expresó Fernández al participar de manera virtual en la conferencia que convocó a jefes de Estado y de Gobierno y con el fin de analizar la arquitectura y liquidez de la deuda internacional y el financiamiento para el desarrollo en el contexto de la Covid-19.

Fue durante su mensaje cuando el Presidente advirtió que “resulta imprescindible explorar un nuevo marco multilateral para la reestructuración de la deuda pública a nivel global” de manera que permita “recrear las condiciones para un crecimiento sostenido”.

“El financiamiento para el desarrollo es clave para garantizar la recuperación mundial afrontando los desafíos que la emergencia nos ha planteado”, dijo el Jefe de Estado y detalló que sólo en América Latina el número de personas en situación de pobreza extrema alcanza los 85 millones.“Debemos ser sacudidos por esta cifra, como dice el papa Francisco”, reclamó.
Entre otras necesidades, Fernández señaló que la infraestructura digital y de comunicaciones “requerirá un esfuerzo de atención mayor para la reconversión de las economías, así como la adaptación de la educación para que todos tengan igualdad de acceso" en lo países en vías de desarrollo.

“La crisis global que atravesamos actualmente se nos presenta como la oportunidad única para zanjarla", dijo y subrayó que tanto la reconstrucción productiva como la creación de las condiciones para un crecimiento sostenido "deben ser la clave para garantizar el pago de las deudas”.

Fernández abogó por el surgimiento de “liderazgos que promuevan una mirada orientada al desarrollo integral y sostenible de cada región”.

Valoró, en ese sentido, los “primeros pasos” que han dado los líderes del G20 en ese sentido, así como el Fondo Monetario Internacional que dio “mayor espacio a políticas monetarias no convencionales y estímulos fiscales, que contribuyen a atender con eficacia la caída en la actividad y el salto en el desempleo y la pobreza”.

“Sin embargo, estas medidas no son suficientes: es necesario darle mayor participación a los países de ingresos medios para que las economías emergentes también se puedan ver beneficiadas”, indicó el Presidente y remarcó: “Ninguna recuperación será posible si no se incluye a todos”.

Dijo que “acordar una inyección de liquidez global podrá traer parte ese alivio esperado" y que por eso se apoya "una nueva asignación general de Derechos Especiales de Giro (DEGs) que considere especialmente a todos los países que se encuentran en situación de vulnerabilidad”.
“Este es el momento de tomar acciones decisivas y concretas de manera coordinada y colectiva. Necesitamos, en este nuevo tiempo, que las desigualdades que hoy vemos acaben de una vez y para siempre”, concluyó.

Durante el evento, el mandatario argentino agradeció al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y a los primeros ministros de Canadá, Justin Trudeau, y de Jamaica, Andrew Holness, por la iniciativa de convocar a este evento “en el momento preciso en que la historia nos impone actuar con determinación”.

También participaron de la conferencia la directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva; el presidente del Banco Mundial, David Malpass; la directora General de la Organización Mundial del Comercio, Ngozi Okonjo-Iweala; el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría; y el presidente Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi Adesina, además de los Jefes de Gobierno de Italia, España, Ecuador, Venezuela, Costa Rica, Barbados, Egipto, Turquía, Kenya y Namibia; y de los ministros de Economía y Finanzas de Francia, Alemania y China, entre otros.

Te puede interesar