Trotta: "El objetivo es sostener la presencialidad, pero en base a la evidencia, no a la intuición"

Trotta reafirmó que "no habrá promoción automática" y que las clases terminarán en diciembre

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró hoy que el objetivo del
Gobierno Nacional es "sostener la presencialidad cuidada" de los alumnos en
las aulas de todo el país "en base a la evidencia epidemiológica" y afirmó
que estamos en un momento en que "es muy importante cuidar los protocolos".
"Nuestro objetivo es sostener la presencialidad cuidada, pero en base a la
evidencia, no a la intuición, por eso es importante recabar la información
de lo que sucede en cada jurisdicción para clarificar cada paso que damos",
explicó el ministro en diálogo con la radio AM 750.

Al ser consultado por los casos detectados de coronavirus en las escuelas,
Trotta señaló que "hay un aumento, pero no tienen que ver con las clases
presenciales", que el hecho de que haya clases incluso está permitiendo
"detectar casos positivos que no se produce el contagio en la escuela" y
que no hubo "casos de cuatro o cinco chicos contagiados en un aula".
"Se están cumpliendo los protocolos y hay un accionar rápido para aislar
casos sospechosos", agregó.

Por otra parte, el titular de a cartera educativa nacional dijo que "lo que
tenemos es una escuela distinta a la prepandemia", al tiempo que afirmó que
"tenemos un regreso seguro, y eso lo confirman los expertos de las
distintas jurisdicciones".
"Este es un camino que tenemos que seguir consolidando, pero estando
atentos a la realidad epidemiológica", explicó Trotta y continuó: "Se están
presentando los datos por jurisdicciones, y ayer se consolidó el dato de
los docentes vacunados, que son 425.000 docentes y auxiliares en todo el
país".Y precisó: "Ahora se están cargando los datos de los casos sospechosos y
detectados de Covid-19, donde cada escuela tiene que hacer una carga diaria
que después nos servirá para evaluar la situación".

"Hasta ahora no tenemos la información de todas las jurisdicciones,
queremos tener los datos completos, pero sabemos que de los casos
sospechosos, solo se transformaron en positivos el 1 %", aclaró.
Además, Trotta señaló que es difícil comparar la situación con otros
países, sobre todo de Europa, y señaló que "estamos en momentos diferentes,
frente a eso, y con la evidencia y la experiencia que tenemos, podemos dar
este paso pero tenemos que estar muy atentos, pero cualquier decisión de
suspender hay que hacerlo en la mínima región geográfica posible para no
afectar al resto".

"Cuando la Ciudad de Buenos Aires pretendía tener presencialidad en agosto
del año pasado, no era que nosotros como Gobierno decíamos que no, si no lo
que el propio Gobierno porteño había firmado junto a las otras
jurisdicciones del país", explicó.

"Tenemos reuniones periódicas y siempre hacemos modificaciones para
garantizar este desafío, pero también siempre cuidando la salud", enfatizó.
Sobre algunas versiones que indicaban que la Ciudad de Buenos Aires buscaba
cambiar los protocolos educativos, el ministro dijo que "lo que permite un
regreso seguro son los protocolos y hay ciertos aspectos epidemiológicos en
los que nosotros vamos a respetar a los especialistas; si nos dicen que el
protocolo son dos metros de distancia, son dos metros, a menos que digan
otra cosa".

"En cuanto a lo que planteó el Gobierno de la Ciudad de quitar los barbijos
en espacios abiertos, aunque es obligatorio en todos los lugares
educativos, eso ya está ocurriendo en los colegios, pero dentro del aula o
cuando hay cercanía hay que usar el barbijo, y en algunos lugares si se
cumplen los protocolos ya se están utilizando los comedores, es un momento
de cuidar los protocolos", manifestó.

Finalmente, Trotta dijo que si en algún momento hay que cambiar los
protocolos, ya sea para que sean mas rígidos o para dar permisos, lo van a
decidir "en la reunión con todas las jurisdicciones".

Te puede interesar