La Legislatura bonaerense sancionó la Ley Fiscal y el Presupuesto 2021

El Presupuesto prevé un gasto total de aproximadamente $ 1,9 billones para el distrito e incluye el pedido de autorización para tomar deuda por un monto estimado en alrededor de $ 65.000 millones.

La Legislatura bonaerense sancionó este miércoles la Ley Fiscal y el Presupuesto 2021, que prevé un gasto total de aproximadamente $ 1,9 billones para el distrito e incluye el pedido de autorización para tomar deuda por un monto estimado en alrededor de $ 65.000 millones, un hecho que fue celebrado por el gobernador Axel Kicillof como un acto de "responsabilidad institucional" que permite "marcar el camino de resconstrucción de la Provincia".

De esta forma, el Ejecutivo provincial contará el año próximo con un diseño presupuestario elaborado según su propia hoja de ruta para la gestión, luego de haber tenido que administrar la provincia en el marco de la pandemia con un esquema delineado por la gestión de Cambiemos, que dejó al distrito -del mismo modo en que ocurrió a nivel nacional- sin una ley de leyes sancionada para el 2020, en este caso en el último tramo de la gestión de María Eugenia Vidal.

"Con una fuerte inversión en infraestructura y una propuesta de financiamiento responsable y sostenible, sentaremos las bases para la recuperación del entramado productivo y para dar respuestas a las necesidades de las y los bonaerenses", afirmó esta mañana Kicillof, luego de definir la sanción del Presupuesto alcanzada durante la madrugada en el Senado como "un acto de responsabilidad institucional", y de agradecer a legisladores y legisladoras por el acompañamiento.

El ahora sancionado Presupuesto 2021 para la provincia apunta a la reactivación económica, después de tres años de recesión y de un 2020 de caída de dos dígitos, según el mensaje enviado a la Legislatura por el Poder Ejecutivo.

Contempla un total de erogaciones corrientes y de capital de $1.910.032.077.779 para el próximo ejercicio, y busca generar "un shock importante en materia de infraestructura, con una inversión inédita en obra pública, muy por encima del promedio de la gestión anterior".

Además, prevé una inversión en materia de infraestructura de más de $ 174.000 millones, y se incrementan los gastos en salud en un 130%; en educación un 124%; en desarrollo de la comunidad un 122%; y en seguridad un 84% .

De acuerdo con el texto sancionado, se destinan un total de $ 174.000 millones de inversión en obras, equipamiento y transferencias de capital que van a impulsar la producción, la logística y el empleo, de los cuales $ 40.000 serán para obras hidráulicas y rutas, y habrá más de $ 15.000 millones de inversión en viviendas y en la construcción de cloacas y urbanización de barrios populares.

El diputado del Frente de Todos Juan Pablo De Jesús, explicó que sólo esa inversión "generará unos 118.000 puestos de trabajo en forma directa e indirecta", al fundamentar el proyecto en el recinto.

El tratamiento del Presupuesto se logró luego de intensas negociaciones con la oposición que incluyeron elevar de $ 7.000 millones a $ 12.000 millones el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que es girado a los municipios para la ejecución de obras.

El texto incorporado establece que ese fondo será para "financiar obras de infraestructura en materia hidráulica, vial, de energía, de transporte, de vivienda, sanitaria y hospitalaria y de arquitectura, y que en ningún caso el Municipio podrá utilizar los fondos percibidos en gastos corrientes".

Además, incorpora un cronograma para el envío de los fondos a los municipios al delimitar que el Poder Ejecutivo deberá girar un anticipo del 30% antes del 31 de marzo de 2021, y un 20% adicional antes del 30 de junio de 2021.

Fuentes legislativas explicaron a Télam que ésa era una de las principales demandas de los intendentes de la oposición, además de la de postergar la devolución de los fondos girados por la provincia para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

Se trata de unos $ 4.300 millones del Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal, que debían comenzar a devolverse a principios del año próximo y que ahora se postergó hasta enero del 2022.

El oficialismo requería de un acuerdo con la bancada de Juntos por el Cambio no sólo porque tiene mayoría y quórum propio en el Senado sino que, al incluir un pedido de endeudamiento, se requería del voto de los dos tercios en ambas cámaras, mayoría calificada con la que no cuenta por sí mismo el Frente de Todos.

En tanto, la Ley Fiscal, también sancionada anoche, apuesta a un crecimiento de la recaudación por la vía de una recuperación de la actividad económica.

Por ello, los impuestos patrimoniales no aumentarán por encima de la inflación para más del 99% de los contribuyentes, y se aplicará un criterio de solidaridad y justicia distributiva para los sectores con patrimonio muy elevado y aquellos que no fueron afectados por el contexto de crisis.

Para acelerar su tratamiento, Diputados resolvió que se voten ambos proyectos y se giren al Senado, y luego continuar con el debate de los oradores.

La oficialista Valeria Arata aseguró que el Presupuesto "plasma la política de reactivación que busca llevar adelante el gobierno".

En tanto, los opositores Daniel Lipovetzky (Juntos Por el Cambio) y Guillermo Bardón (Cambio Federal) destacaron el acuerdo alcanzado para incrementar los fondos destinados a los municipios, aunque cuestionaron que no se coparticipen todos los fondos que la Provincia recibe de la Nación.

Bardón objetó además que el Presupuesto "no contempla la renegociación de la deuda de US$ 7.148 millones que tiene la Provincia", negociación con bonistas que fue prorrogada hasta el 4 de enero próximo.

La Cámara alta también dio luz verde a las iniciativas enviadas por el Poder Ejecutivo provincial que incorporan la modalidad digital para la registración del nacimiento, y la implementación de un sistema de domicilio electrónico y de audiencias virtuales en procedimientos administrativos.

Con el Presupuesto 2021, el Gobierno de Axel Kicillof propone cambiar el perfil de la economía bonaerense, pasando de un modelo de deuda y ajuste heredado de la gestión anterior, hacia otro definido por un Estado presente que apuntale el repunte de la actividad, el empleo y la inclusión, señalaron desde el Ejecutivo provincial.

Te puede interesar