Kicillof: “Buscamos convertir el Estado en un instrumento de transformación”

Kicillof: “Buscamos convertir el Estado en un instrumento de transformación”
Kicillof: “Buscamos convertir el Estado en un instrumento de transformación”

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, destacó que “la premisa principal del campo popular es convertir el Estado en un poderoso instrumento de transformación”, al participar esta tarde por videoconferencia en un seminario internacional celebrado en el marco del 110° aniversario de la creación del Partido Socialista de Uruguay.

Kicillof integró el panel “Movimientos sociales, partidos políticos y Estados en el proyecto de transformación social de América Latina”, que fue moderado por el senador Daniel Olesker y que contó con la participación de la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse; la diputada boliviana del Movimiento al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra; y el secretario de Relaciones Internacionales del Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), Fernando Gambera.

El Gobernador subrayó que “se requiere de un Estado en el que se manifiesten las luchas populares y se mantenga encendida la llama de la militancia”. “Tenemos que seguir incentivando la participación popular al mismo tiempo que gestionamos y conducimos al Estado, porque es allí donde está la base central de nuestra representación”, señaló.

“Si algo quedó expuesto en nuestro país fue que el campo popular puede conducir el Estado, pero el poder circula de formas muy distintas”, afirmó Kicillof y agregó: “Ante esas contradicciones que han quedado expuestas, la articulación con sindicatos y organizaciones sociales es fundamental para desarrollar una agenda de transformación”.

La intendenta Cosse destacó que “el eje de la participación activa de los ciudadanos tiene que ser la generación de conocimiento”. “El objetivo que nos planteamos es dotar a las personas de herramientas propias para la construcción de un pensamiento que les permita abordar y resolver diferentes problemas”, expresó.

“Tanto las organizaciones sociales como las sindicales debemos pensar cómo creamos nuevas estructuras que nos permitan adaptarnos a las nuevas realidades”, afirmó Gambera y añadió: “El desafío es articular con jóvenes y militantes de distintos movimientos para que confluyamos en una lucha común: mejorar la sociedad para el bien de todos”.

Por su parte, Salvatierra subrayó que “uno de los espacios de cohesión de los movimientos sociales en Bolivia fue la construcción de una agenda común que incorporara las demandas de diferentes sectores”. “A eso se sumó la creación del MAS como instrumento de representación de los grandes movimientos populares, que logró reducir la pobreza y recuperar los recursos naturales”, sostuvo.

“América Latina entró en un periodo de transición, en el cual los gobiernos populares debemos hacer un balance y seguir promoviendo la articulación del Estado con la militancia, los movimientos sociales y las luchas populares”, concluyó Kicillof.

Te puede interesar