Kulfas anunció durante el acto por el Día de la Industria cuatro paquetes de medidas para impulsar la reactivación productiva y el empleo

Estas medidas incluyen dos nuevas líneas de financiamiento con tasas subsidiadas: una de $ 248.000 millones para 87.000 mipymes de todo el país y otra de financiamiento del cambio estructural, por $ 200.000 millones para inversiones a largo plazo.
Kulfas
Kulfas

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció durante el acto por el Día de la Industria cuatro paquetes de medidas para impulsar la reactivación productiva y el empleo en las empresas fabriles del país.

Estas medidas incluyen dos nuevas líneas de financiamiento con tasas subsidiadas: una de $ 248.000 millones para 87.000 mipymes de todo el país y otra de financiamiento del cambio estructural, por $ 200.000 millones para inversiones a largo plazo.

Kulfas anunció además un nuevo programa de desarrollo de proveedores al que este año se destinarán $ 1.400 millones para apalancar inversiones privadas por $ 4.000 millones; un plan de transformación digital pyme; y un programa nacional de desarrollo de parques industriales, que inicialmente alcanzará a 43 de esos espacios fabriles.

En el escenario armado en la planta de la empresa Sinteplast, en la localidad bonaerense de Ezeiza, al que asistió también el presidente Alberto Fernández, el ministro señaló que “hay indicadores claros de que la economía está mucho mejor después de una caída fuerte”, y ya se registran niveles productivos “similares a los previos a la pandemia”.

Kulfas aclaró que los anuncios realizados buscan afrontar “los nuevos desafíos y la posibilidad de recuperar la actividad con un eje en la industria”, y constituyen “el primer paso de un conjunto más grande de medidas que vamos a difundir en las próximas semanas”.

En materia financiera, el ministro precisó que la primera gran línea crediticia que se pondrá en marcha en los próximos días cuenta con el respaldo de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$ 500 millones, mientras las tasas irán del 10% al 24% anual, para capital de trabajo y refinanciación de pasivos.

Kulfas añadió que el financiamiento a largo plazo, de hasta 10 años, será en condiciones de fomento y con tasas por debajo de Badlar, para “pensar en el crecimiento en toda la década, recuperar el terreno perdido y generar las inversiones necesarias, en particular en las manufacturas para exportar y ahorrar divisas”.

Te puede interesar