Controlado el brote de sarampión, piden sostener la vacunación en niños y adultos

La Argentina logró cumplir 12 semanas sin la aparición de un nuevo caso, con lo que consiguió oficialmente dar por finalizado el brote que se inició en agosto de 2019.
sarampión
sarampión

El Ministerio de Salud pidió a la población sostener la vacunación de niños y adultos contra el sarampión, pese a que a la Argentina logró cumplir 12 semanas sin la aparición de un nuevo caso, con lo que consiguió oficialmente dar por finalizado el brote que se inició en agosto de 2019 y mantener el estatus de país libre de circulación endémica de esta enfermedad.
 

Al participar del reporte diario que emite la autoridad sanitaria para informar sobre la evolución del coronavirus, la integrante de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles, Gabriela Elbert, recordó que el brote de sarampión que se inició el año pasado afectó a 179 personas y causó una muerte.

"Fue el más importante que tuvimos desde la eliminación de la circulación endémica del sarampión. No tenemos casos autóctonos desde el año 2000 pero, en ese contexto, un caso es un brote", dijo la funcionaria.

La Argentina certificó estar "libre de sarampión" en 2016 y podría haber perdido esa condición si se seguían detectando positivos durante un año de encontrado el primero.

Para controlar la situación se diseñó la estrategia "Argentina unida contra el Sarampión", que implicó la compra de 7 millones de dosis extra de vacunas doble viral, la inoculación de la población vulnerable a través de los efectores territoriales y el fortalecimiento en la detección de casos.

"Hace más de 12 semanas que no tenemos casos, es decir tres períodos máximos de incubación. Si hoy hubiera un nuevo caso no está relacionado con el brote anterior", explicó Elbert.

Así, la Argentina no restableció la circulación endémica "como sí pasó en otros países de la región" y, por ello "es fundamental sostener la vacunación" de los niños de 1 y 5 años, mientras que todos los mayores deben tener 2 dosis con el componente contra esta enfermedad.

El sarampión es una enfermedad viral, de las más transmisibles, se caracteriza por fiebre y erupción cutánea "pero es muy frecuente que haya complicaciones, entre ellas respiratorias y neurológicas como la encefalitis que pueden llevar a la muerte" del infectado.

Te puede interesar