Orduna estimó que la cuarentena en AMBA seguirá "como mínimo hasta principios de agosto"

El médico infectólogo indicó en declaraciones radiale que si "la sociedad se empieza a relajar y a tener conductas antisolidarias o anticívicas, vamos a tener aumentos" de casos de coronavirus.
Orduna estimó que la cuarentena en AMBA seguirá "como mínimo hasta principios de agosto"
Orduna estimó que la cuarentena en AMBA seguirá "como mínimo hasta principios de agosto"

El médico infectólogo Tomás Orduna sostuvo que no imagina un cambio en la situación del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y, tras no descartar un eventual retroceso en la fase de aislamiento si no disminuye el nivel de contagios de coronavirus, dijo no ver posible una mayor flexibilización "como mínimo hasta principios de agosto".
 

Así lo afirmó el especialista en declaraciones a radio Continental, donde también opinó que hay "un poco de relajación por parte de muchos ciudadanos" frente a las restricciones por la pandemia, que piensan que "acá no pasa nada" porque lo comparan con la situación de Italia, España o de la ciudad de Nueva York.

"Tenemos que entender que lo que pasó en nuestro país, que hayamos logrado aplanar la curva, tiene que ver con lo que hicimos todos como sociedad. Esto no lo hizo un milagro, esto lo hizo una sociedad", explicó el jefe de Patologías Regionales y Medicina Tropical del Hospital Muñiz e integrante del Comité que asesora al presidente Alberto Fernández en esta materia.

En sus declaraciones, Orduna sostuvo que si "la sociedad se empieza a relajar y a tener conductas antisolidarias o anticívicas, vamos a tener aumentos" de casos de coronavirus.

"Creo que hay que apretar sin dudas las clavijas que hacen al control de quién se desplaza", agregó el especialista.

Consultado por la disponibilidad de camas en los centros hospitalarios, el infectólogo explicó que se está empezando a tener un mayor número ocupación porque los pacientes "no entran y salen en dos o tres días" sino que se trata de "internaciones de 20 ó 30 días".

Según Orduna, "la mala noticia" es que la letalidad de las personas que ingresan a un respirador está en un 40 y 50 %, pero quienes salen requieren una recuperación de semanas con mucho trabajo, por ejemplo de los kinesiólogos, y se ocupan las camas por un largo período.

"Es decir, se van ocupando las camas y, a pesar de que los números de contagios los mantengamos entre 1.300 y 1.500, igualmente vamos a estar estresados (en cuanto al nivel de ocupación del sistema de salud) por esta no liberación de las camas ocupadas", explicó.

"Hay mucha población joven entre los casos; por eso la curva de casos no va acompañada de la de fallecidos", explicó el especialista, quien dijo que lo mismo sucede con las camas de terapia, pero por el acumulado de ocupación actual en AMBA, o cuando las camas de terapia estén completas,

Te puede interesar