Se suicidó la jefa de emergencias de un hospital en Nueva York, estresada por el coronavirus

Se trata de la médica Lorna Breen, de 49 años, quien ejercía ese cargo en el hospital New York Presbyterian Allen, en Manhattan, y puso fin a su vida ayer, reveló el diario The New York Times y recogió la agencia de noticias EFE.
La directora del departamento de emergencias de un hospital en Nueva York se suicidó luego de pasar muchos días en la primera línea de la batalla contra el coronavirus en una de las ciudades más azotadas por la pandemia y tras confesar a familiares que no soportaba ver morir a tanta gente, informó hoy la prensa local.  “Ella trató de hacer su trabajo y eso la mató”, dijo el también médico Philip Breen, padre de Lorna, quien no tenía antecedentes de enfermedades mentales pero sí se había cont
La directora del departamento de emergencias de un hospital en Nueva York se suicidó luego de pasar muchos días en la primera línea de la batalla contra el coronavirus en una de las ciudades más azotadas por la pandemia y tras confesar a familiares que no soportaba ver morir a tanta gente, informó hoy la prensa local. “Ella trató de hacer su trabajo y eso la mató”, dijo el también médico Philip Breen, padre de Lorna, quien no tenía antecedentes de enfermedades mentales pero sí se había cont

La directora del departamento de emergencias de un hospital en Nueva York se suicidó luego de pasar muchos días en la primera línea de la batalla contra el coronavirus en una de las ciudades más azotadas por la pandemia y tras confesar a familiares que no soportaba ver morir a tanta gente, informó hoy la prensa local.

“Ella trató de hacer su trabajo y eso la mató”, dijo el también médico Philip Breen, padre de Lorna, quien no tenía antecedentes de enfermedades mentales pero sí se había contagiado -y aparentemente curado- de Covid-19.

Philip contó que la última vez que habló con su hija, esta le dijo que le resultaba insoportable ver morir a tantos pacientes infectados de coronavirus, algunos de ellos incluso antes de que pudieran sacarlos de la ambulancia.

Lorna se suicidó en Charlottesville, en el estado Virginia, donde había ido a pasar unos días con su familia, dos días después de que John Mondello, un paramédico de emergencias que trabajaba en Nueva York, de 23 años, se quitara la vida por un motivo similar.

Te puede interesar