Redes sociales contra el odio y el racismo

Tecno 08 de octubre de 2017 Por
Con estrategias fundadas esencialmente en dar de baja a quienes promueven la discriminación, algunas de las empresas norteamericanas, además de Facebook y Twitter, intentan promover la tolerancia y la convivencia, a pesar de las diferencias. Cunden ejemplos.
Redes sociales contra el odio y el racismo

En los Estados Unidos se están dando varias movilizaciones y apariciones sociales violentas de grupos vinculados a ideologías neonazis, supremacistas y totalitarias que proponen la eliminación de minorías de color, sexuales y religiosas.

Si bien siempre se cree que sólo son aquellas personas que viven en las zonas rurales y con poca educación, se puede apreciar que también hay una buena parte de los llamados “millenials” que también son captados por este tipo ideologías.

Con el fin de condenar el odio que este grupo de personas propaga es que muchas redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram dan de baja a los perfiles que tengan alguna propaganda política de odio. Pero no es sólo los posteos los que se prohiben, sino que ahora también se suman empresas de citas norteamericanas como Ok Cupid y Bumble, las cuales dan de baja los perfiles de aquellos manifestantes que se muestran a favor de algunos de estos grupos.

Competidora directa de Tinder, la aplicación Ok Cupid anuncia en su blog que “no hay espacio para el odio en un lugar donde estás buscando el amor”, por lo que se decide a cancelar los perfiles de aquellas personas públicas identificadas como neonazis y pide a la comunidad a denunciar a todos aquellos perfiles que estén involucrados en movimientos que publiciten el odio de cualquier índole entre las personas.

Uno de los supremacistas más conocidos en los Estados Unidos, Christopher Cantwell, quien brinda habituales reportajes en la televisión norteamericana cuestionando, por ejemplo, cómo el presidente Trump permite que su hija esté en una relación con una persona judía, es una de las personas que tenía un perfil activo en Ok Cupid y que fue dado de baja por la compañía.

No solamente las personas que tengan ideas totalitarias pueden sufrir la cancelación de sus perfiles, sino que también todo aquel que haga publicaciones discriminadoras. Una de las aplicaciones más famosas del mundo, Bumble, reconoce que canceló el perfil de un joven llamado John Stanley porque el mismo enviaba mensajes privados a diferentes jóvenes con burlas como: “Si tenés una foto de tu amiga es porque sos feo” o “Si sólo mostrás el rostro es porque tenés varios kilos de más”.

Además de las redes ya mencionadas, Paypal, Uber y Airbnb también se suman a las políticas antirracistas y cancelan los perfiles de los propagadores del odio.

Las declaraciones discriminatorias han encontrado una plataforma de dispersión masiva en las redes sociales. Hoy en día, es fácil detectar la reproducción de discursos de odio, particularmente a grupos históricamente discriminados como las poblaciones indígenas, la comunidad lésbico-gay, grupos religiosos, mujeres o jóvenes pertenecientes a una tribu urbana, convirtiéndose ya en un problema de carácter social.

Te puede interesar