La curiosa historia del psicodélico Rolls-Royce de John Lennon

Autos 23 de julio de 2017 Por
El Phantom V del mítico compositor de The Beatles participará de la fiesta de "Los ocho grandes Phantom", una exposición organizada por la casa de subastas Bonhams. Qué exóticas modificaciones del diseño original de la exclusiva berlina dispuso el músico
ScreenShot_20170723123419

"Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" cumplió 50 años de vida. El octavo disco de The Beatles se conserva, medio siglo después, como un realización que dividió la historia de la cultura pop, como un instante decisivo en la evolución de la civilización. En conmemoración al consabido mejor disco de música de todos los tiempos, la industria automotriz aportó al homenaje un colorido automóvil. El Rolls-Royce Phantom V que perteneció a John Lennon participará en la celebración de "Los ocho grandes Phantom", una exposición organizada por la casa de subastas Bonhams a realizarse del 29 de julio al 2 de agosto en Londres.

En comunión con otros grandes ilustres del mítico modelo de la firma británica de lujo, el Phantom V del compositor, cantante y cofundador de la banda de Liverpool será recuperado para convertirse en el tributo del mundo del motor a la mejor versión de The Beatles. Hoy vestido de una piel psicodélica, cuando John Lennon lo compró el 3 de junio de 1965, el vehículo lucía un clásico color negro denominado Valentine Black, una apariencia ciertamente discreta para el espíritu del músico.

La sobria tonalidad oscura era contradictoria a la personalidad de su dueño. Pero antes de modificar el color, eligió convertirlo en el instrumento de movilidad de un auténtico rock-star. Personalizó la patente FJB 111C, transformó el asiento trasero en una cama doble, incorporó un televisor, una heladera, un teléfono, un sistema de sonido y, claro, un reproductor de discos.

El motor del Phantom V era un 6.230 cc V8 con carburador SU doble, asociado una transmisión automática de cuatro velocidades
El motor del Phantom V era un 6.230 cc V8 con carburador SU doble, asociado una transmisión automática de cuatro velocidades

No fue sino hasta abril de 1967 que el Phantom cambió su esencia, acorde al flujo creativo de su propietario. Fue durante la grabación del disco en cuestión -tal vez inspirado por el espíritu del trabajo- que Lennon le solicitó al constructor JP Fallon un lavado de imagen de su icónico vehículo. El músico le entregó, a su vez, sugerencias de la artista Marijke Koger para que la piel de su Rolls-Royce estuviera inspirado en un auto gitano que tenía en el jardín de su casa en Kenwood. La personalización estaba limitada por la inminente presentación del álbum: la berlina, entrado días antes del lanzamiento del sargento Pepper, simulaba ser una extensión del concepto que concibió el trabajo musical. "Es un diseño floral romaní, como se utiliza en las caravanas gitanas y barcazas del canal, con un símbolo del zodiaco en el techo", describieron en la compañía británica. Su condición es psicodélica, con un amarillo predominante que rememora la tapa del célebre disco.

Una imagen de época del mítico Phantom V del compositor de Liverpool, que lo utilizó de 1965 a 1969
Una imagen de época del mítico Phantom V del compositor de Liverpool, que lo utilizó de 1965 a 1969

Hasta 1969, Lennon utilizó el vehículo para ocasiones especiales. En 1967, aun pintado en negro, retiró la medalla otorgada por la Reina de Inglaterra que distinguió a los Beatles como Miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE). Dos años después, también sobre el Rolls-Royce Phantom V, John Lennon fue a devolver su medalla en forma de protesta por el apoyo del gobierno británico a la Guerra de Vietnam. En 1970, ya en los Estados Unidos, otras estrellas del rock como The Rolling Stones y Bob Dylan lo utilizaron para servicios de traslado mediáticos. Finalmente, en 1977, el multimillonario Jim Pattison lo donó al Royal British Columbia Museum, que ahora lo presta para celebrar las cinco décadas de historia del disco "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band".

Te puede interesar